jueves, 28 de abril de 2011

PAULA S:

Hola, me llamo Pulolera. Soy madre de dos hijos.
Esta mañana al despertarme, mis hijos me han dicho si podíamos ir a pescar al rio y yo les he respondido que “si”, pero les he puesto una condición: que más tarde me tendrían que ayudar a tejer.

Al cabo de unas horas mis dos hijos, mi marido y yo nos hemos ido al río a pescar. ¡Hemospescado cuatro peces¡, ¡qué suerte ¡. Después nos hemos ido a la cueva y mis hijos me han ayudado tal y como habíamos quedado, a tejer ya que es un trabajo muy pesado.

¡Hoy ha sido un día muy cansado¡

MARIA DE NOGUERA: Primer día de caza


Querido diario:
Hoy, yo,Pablo Picapiedra he ido por primera vez a cazar.
Antes de explicar la aventura he de confesar  que me dan  mucho miedo los animales.
La aventura ha empezado así: Cuando he salido de Cueva Habilis con mi hermano Pedro  Picapiedra,nos hemos  encontrado con los hermanos Homo Sapiens Piedrafuerte y Homo Ereptus Piedrafuerte que  estaban  recolectando frutos y hemos hecho una guerra de tomates.
A continuación nos hemos encontrado con Bilma Rocafuerte y su prima Betty  Roca fuerte, que estaban trabajando las pieles.
Quando por fin hemos llegado  a la zona de caza se ha puesto a llover y no hemos  podido cazar
¡Uff! ¡Qué alivio!

RUBY: Un día en la vida de Ruba

Hola,
Me llamo Ruba y tengo 10 años.
Hoy, mi hermano Rubo y mis padres, Rubos y Rubas, van a coger ocho piedras para hacer fuego. Yo, mientras mis padres y mi hermano cogen piedras,  recolectaré frutos y plantas para que nos las podamos comer entre todos.

ANA: Enseñanzas de Pedro Pica Piedra

Soy Pedro Pica Piedra yo ahora os explicaré mi primera enseñanza.

Mi padre enseñarme a mí a cazar y a recoger moluscos pero padre decirme a mí que fabricar instrumentos y
hacer fuego mas tarde.
Hoy mi padre y yo ir a pescar, yo caerme al agua, peces venir hacia mí y yo darme un susto y salir corriendo. Padre decirme que cuidado. Yo cazar uno por primera vez, mas tarde ir a recoger moluscos, yo pincharme con uno y hacerme daño, al final yo recoger uno.
Padre y yo ir hacia casa enseñarle a madre el pez y el molusco que yo había recogido y explicarle a madre lo
que me había pasado. Madre curármelo y yo salir corriendo para jugar con mi hermana y mis amigos.

miércoles, 27 de abril de 2011

MARTA A: Hemos descubierto el fuego.

Un día por mañana me despertó un ruido muy fuerte. Una roca se había caído delante de nuestra cueva a causa de una gran tormenta.
Cerca había un árbol del que salían cosas naranjas. Los hombres asustados salieron para ver que pasaba.
Dentro de la cueva cayeron ramas llenas de lenguas naranjas y no nos costó mucho ver que eso nos sería muy útil.
Esas lenguas nos podían calentar, asustar a las fieras, iluminar la cueva y calentar la comida. Así seguro que era más buena.
A partir de ese día, mientras los hombres iban a cazar, nosotras hacíamos las tareas junto con los niños.
Por la tarde los hombres volvían con la caza y, aprovechando el buen fuego, preparábamos una buena comida.

CRISTINA: Vivo en el Paleolítico.

Ayer por la tarde salí a jugar fuera de la cueva y mi madre me preguntó si le podía ayudar a recolectar fruta.
Después fui con mi padre a pescar. ¡Casi me caigo al río!
Era muy difícil y mi padre me dijo que necesitaba mucha práctica.
Es verdad porque mi hermano lleva muchos días pescando y lo hace muy bien.

BLANCA C: La paleolítica.

martes, 26 de abril de 2011

MARUCHI: Milma vive en el Paleolítico




Nombre: Milma
Apellido: Picapiedra
Sexo: Mujer.
Edad: 10 años.
Tiempo: El Paleolítico en la Edad de Piedra.








 

Mi casa ( por poco tiempo)

Ayer mamá enseñar a coser porque papá y Pedro (hermano) ir a cazar.
Nosotras hacer fuego y como tardar, mamá enseñar a coser ropa mía.
¡Gustarme mucho!

lunes, 25 de abril de 2011

PAULA P: Viviendo en el Paleolítico


Hoy mi hermana ha tenido mucho trabajo: ha ido a pescar, después ha tenido que ir a cazar animales y a continuación, entre las dos hemos ido a coser. Yo me lo he pasado muy bien, pero lo más rollo ha sido cuando hemos empezado a hacer ropa con la piel de los animales. Ha sido un día muy cansado pero alguna cosa ha sido divertida. Así es como siempre paso los días.

NÚRIA Q: Un día en la vida de Nuringa.

Hola,
me llamo Nuringa y os explicaré un historia que me ha pasado.
Hace mucho tiempo yo estaba en mi casa, una cueva, y salí a buscar comida. Mientras caminaba escuché un ruido. Me escondí y miré pero como no vi nada decidí seguir caminando.
Al cabo de un rato volví a escuchar el ruido, me volví a esconder y esta vez vi a un animal. Era un ciervo,
-         Mmmmmmmmmm ¡Que bueno!- pensé
-         Voy a cazarlo
Cazarlo fue una buena idea pero resultó muy difícil llevarla a la práctica.
Lo intenté todo:
Primero me subí encima de un árbol y le arrojé una lanza, pero el ciervo se fue corriendo.
Después, cuando lo encontré, me escondí en la cueva de una amiga y desde allí le lancé una piedra. Pero se me volvió a escapar.
Por último, le perseguí y cuando vi que estaba quieto y tranquilo me acerqué por detrás y le tiré una roca encima. Por fin conseguí cazar a la bestia y disfrutar de una buena cena con toda mi familia.

CHIARA: Un día en la vida de Chiara

Soy la madre de esta familia y hemos aprendido a cazar. Bueno, cuesta al principio, pero cazar peces cuesta mucho más. Luego me acostumbré.
Mi marido es un cazador profesional. Creo que llegará a ser el jefe de la tribu. Yo me casé con él porque sabía que llegaría a ser el jefe, a mi me gustan este tipo de hombres fuertes.
Ahora me voy a dar de mamar a mi hijo. Adiós.

LIDIA: Un día en la vida de Laurel.

Querido diario,
hoy hemos tenido un día… ¡De mucho trabajo!
Yo he sido una de las que menos ha trabajado porque mi trabajo consiste en hacer la recolección de frutas y si acaba a tiempo (nunca lo hago) ayudo a tejer a Milatos.
Hoy los dibujos de las cuevas han dado suerte. Pocato, Ponosto y Piedrato han tenido buena caza (dos bisontes y tres ciervos).
Aunque hemos tendido mucho trabajo el día ha sido estupendo.

MARINA: Viviendo en el Paleolítico

Estoy ayudando a mi madre a hacer el fuego, mientras mi padre está cazando animales para comer…
Después de comer mi madre hará ropa con la piel de animal que mi padre ha cazado.
Mi hermano cogerá unos cuantos frutos porque por la noche tenemos hambre. Además, después hará pinturas de búfalos en la cueva, para poder tener más suerte y cazar más animales.
Cuándo no hay más animales para cazar nos vamos a otro sitio para vivir, es decir somos nómadas.
Normalmente comíamos carne, hasta que se descubrió la comida de los árboles (los frutos, la recolección).
Todas las familias hacían más o menos lo mismo.
Ahora ya hemos hecho todo, pero no podemos parar de hacer nada, porque tenemos más cosas que descubrir y sobrevivir.
Siempre utilizamos piedras para hacer la comida… que mi hermano va a buscar cada día.

MARTA G-B: Un día en la vida de Hungakunga

Hola me llamo Hungakunga Picapiedra y como buen padre de mi familia, he salido a cazar esta mañana con unos amigos. Hemos cazado dos ciervos y cuando íbamos a cazar otro, se nos ha escapado. Cuando he vuelto de cazar, he jugado con mis hijos, Hunga y Kunga, y nos lo hemos pasado muy bien.

Seguidamente, hemos ido a comer, nos hemos zampado uno de los ciervos. ¡Estaba riquísimo!

Cuando hemos acabado de comer me he ido a dar un paseo con mi familia y hemos descubierto un tipo de piedra muy raro, que no habíamos visto nunca, por eso se lo hemos llevado al jefe de la tribu, el cual nos ha dicho que la investigará y mañana nos dirá que hemos encontrado.

Luego seguimos dando un paseo por el bosque. Yo me he roto una de las pieles y al llegar a casa mi mujer me ha hecho otra con pieles de animales.

Después hemos cenado buey y aquí estoy, escribiendo en mi diario.

Marta Ll: Un día en la vida de Jomec

Hola, me llamo Jomec y vivo de la pesca. Hoy he pescado cinco peces y me los he comido con mi familia. Estaban muy buenos. Después he ido con mis tres hijos a buscar leña. Seguidamente hemos ido a buscas dos piedras y las hemos picado para hacer fuego. También hemos ido a buscar fresas.
Hoy ya se ha acabado el día y nos hemos comido todo lo que hemos recogido.

NÚRIA A: Un día en la vida de Mariquina.

Hola,
me llamo Mariquina y ayer me desperté por la mañana con ganas de empezar la colecta. Ese día tuve muy buena suerte porque pesqué un montón de peces y recolecté fruta de los árboles. ¡y todo era para el desayuno!.
Cuando no hay animales y los árboles no tienen fruto nos cambiamos de cueva y empezamos una vida nueva.
Nosotros nos dividimos: unos pescan peces, otros recolectan fruta de los árboles y otros cazan. Hemos descubierto que si trabajamos juntos obtenemos más comida.

ANNA: Un día en la vida de Picapiedra.

Hola,
me llamo Picapiedra y vivo en una cueva muy grande. Hoy antes de ir a cazar he pintado un poco las paredes de la cueva.
¡Me ha ido genial! He cazado un gran Mamut. Además, ha caído una cosa de un árbol y ha salido algo anaranjado, lo he tocado y me ha dolido mucho. Pero lo que más me ha sorprendido es que cuando me he acercado ya no tenía tanto frío como antes.
Después, al llegar a la cueva, he visto que mi mujer estaba haciendo pieles y yo me fui a hacer la cena.

ANDREA: Un día en la vida de Rascapica

Hola me llamo Rascapica hijo de Rasquitina y de Piquitín con mi hermana Picarasca.
Durante el día estoy con mi hermana en casa ayudando a mi madre. Pero cuando acabo mis tareas dejo a mi hermana con mi madre en la cueva y yo me voy a cazar con mi padre. A mi padre le cuesta un poco llevar las herramientas de caza, ya que se le caen las piedras que lleva en la lanza. Él dice que lo arreglará mañana y yo voy corriendo, se lo recojo y sin que él se dé cuenta, se lo arreglo con mucha facilidad y se lo doy.
Él me explica cómo debo cazar y que debo de estar atento, pero él no se da cuenta y yo grito:
-¡Un ciervo, un ciervo!
Él rápidamente coge la lanza y la tira con tanta fuerza que lo acaba atravesando. Va corriendo hacia el animal y lo coge pero como no puede y yo le ayudo a llevarlo a casa.
Cuando llegamos a casa mi madre se puso muy contenta ya que teníamos la intención de darle una sorpresa; sin embargo dijo que le faltaba un poco de acompañamiento. Mi hermana y yo fuimos rápidamente a ver que encontrábamos. Al momento vi una gran piedra partida en dos y la cogí para ver si me podía servir para algo. Vimos un árbol muy curioso; aunque tenía unos frutos muy bonitos. Los decidimos coger con la ayuda de las piedras ya que tenían una parte muy limada. Al volver a nuestra casa mi madre se puso muy contenta.

AINHOA: Un día en la vida de Lailo.

Hola, me llamo Lailo. Mi mujer y yo pescamos mientras mis hijos recolectan frutos. Lo que más les gusta es recolectar manzanas, fresas.
Un día pesqué 25 peces y hicimos una comida buenísima.
Mi mujer cose piel y también caza animales. Un día cazó un león muy grande.
También construimos herramientas para cazar.
Pintamos en cuevas, es muy divertido.

AINHOA

La Prehistoria era antes de Jesús.
Los prehistóricos hacían ropa con piel de animales, en las cuevas pintaban con sangre de animal, pescaban con palos.
Una vez intentaron hacer fuego con palos y piedras. Lo fueron intentando, intentando y un día lo consiguieron.