lunes, 25 de abril de 2011

ANDREA: Un día en la vida de Rascapica

Hola me llamo Rascapica hijo de Rasquitina y de Piquitín con mi hermana Picarasca.
Durante el día estoy con mi hermana en casa ayudando a mi madre. Pero cuando acabo mis tareas dejo a mi hermana con mi madre en la cueva y yo me voy a cazar con mi padre. A mi padre le cuesta un poco llevar las herramientas de caza, ya que se le caen las piedras que lleva en la lanza. Él dice que lo arreglará mañana y yo voy corriendo, se lo recojo y sin que él se dé cuenta, se lo arreglo con mucha facilidad y se lo doy.
Él me explica cómo debo cazar y que debo de estar atento, pero él no se da cuenta y yo grito:
-¡Un ciervo, un ciervo!
Él rápidamente coge la lanza y la tira con tanta fuerza que lo acaba atravesando. Va corriendo hacia el animal y lo coge pero como no puede y yo le ayudo a llevarlo a casa.
Cuando llegamos a casa mi madre se puso muy contenta ya que teníamos la intención de darle una sorpresa; sin embargo dijo que le faltaba un poco de acompañamiento. Mi hermana y yo fuimos rápidamente a ver que encontrábamos. Al momento vi una gran piedra partida en dos y la cogí para ver si me podía servir para algo. Vimos un árbol muy curioso; aunque tenía unos frutos muy bonitos. Los decidimos coger con la ayuda de las piedras ya que tenían una parte muy limada. Al volver a nuestra casa mi madre se puso muy contenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.