jueves, 2 de junio de 2011

PIELES DE ANIMALES PARA PROTEGERNOS DEL FRIO

Estábamos todos al lado del mar, teníamos frío y no sabíamos como dejar de tenerlo, entonces tuve una idea increíble y decidí decírselo a mi tribu. Si sacrificábamos a los animales que, aparte de darnos la carne para alimentarnos, podríamos aprovechar sus pieles para cubrirnos del fuerte frío. A todos les pareció una gran idea y entonces empezamos a sacrificar a cualquier animal que nos sirviera. Pero sobretodo, cogíamos animales como ovejas, búfalos, rinocerontes...
Además, descubrimos algo inexplicable, el fuego. Un día, un joven de la tribu estaba jugando con dos piedras hasta que de repente empezó a salir humo y de ahí, el fuego. Al principio no sabíamos lo que era, pero nos dimos cuenta de que cuando nos acercábamos hacia calor, por lo tanto, nos servía para calentarnos de aquellas temporadas frías. Además, pudimos utilizar el fuego para cocinar y poder calentar nuestros alimentos.
Además de comer carne, comíamos pescado. Íbamos a pescar con un palo de madera y en la punta afilábamos una piedra en forma de flecha para poder cazar a los peces. Cuando estos armamentos estaban preparados, íbamos al río y silenciosamente pescábamos los peces para que no se dieran cuenta de que estábamos ahí.
También nos dedicábamos a pintar en las cuevas, haciendo dibujos de nosotros mismos, haciendo trabajos en la casa, cazando...
Nosotros nos construíamos las cosas, como las herramientas de trabajo, las viviendas donde dormíamos...

ANDREA D

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.